Publicado el

La temporada de recolección de setas

bolets-recollida

Cuando hablamos de actividades de aventura, de inmediato vienen a la mente escenas llenas de adrenalina y emoción. Aunque no hay que llegar a este punto para disfrutar de la naturaleza y vivir momentos muy placenteros. Un recorrido por alguna de las rutas de naturaleza más bonitas o aprovechar el otoño y la temporada de setas puede ser más que suficiente. Si eres amante de este tipo de productos, en el Paraje Natural de Poblet llevan desde hace algunos años permitiendo que los buscadores entren en este espacio protegido previa autorización. Una oportunidad singular de vivir la experiencia de recoger setas en un entorno natural.

Recoger setas en Poblet

La temporada de recolección comienza a principios de octubre y se alarga hasta final de año, coincidiendo con el otoño. Los precios de las autorizaciones dependen de si se vive en la zona o si se está haciendo turismo micológico y de naturaleza.

Para caminar por la zona sin problemas es necesario llevar el permiso que acredita que se ha pagado el canon, hacerlo solo en las zonas reguladas. Además, se limita la cantidad de setas que se pueden recoger por persona. Por ello, es importante informarse previamente de todo con el fin de hacerlo de forma responsable.

Este plan piloto, que comenzó en 2012 y se ha estado prorrogando, tiene como propósito recopilar datos acerca del impacto sobre el terreno que puede tener esta actividad.

Otras zonas en las que se puede salir a por setas

Además del paraje natural, Hay otras zonas de Cataluña en las que se permite la recogida de setas en bosques públicos, como Montsià. Poblet es uno de los favoritos porque además de poder disfrutar de la actividad cuenta con una riqueza natural incomparable. En cualquier caso, el propósito de estos permisos es que todos, tanto vecinos como turistas, nos concienciemos de la necesidad de proteger nuestro entorno y hacer las cosas de un modo responsable.

Precauciones a la hora de recoger setas

Uno de los peligros de la recogida de setas son las intoxicaciones por coger especies tóxicas. Por tanto, es importante que no se coja ninguna si no se tienen al menos unas nociones al respecto. Además, este año ha sido especialmente seco, lo cual está afectando no solo a la cantidad de setas que están apareciendo en los bosques, sino también a su apariencia. Algunos expertos recomiendan extremar aún más las precauciones. En caso de duda, lo mejor es no recogerla.

Si sales a caminar por el bosque y quieres llevar algo en el que colocar las setas recogidas, evita que sea una bolsa de plástico. Mejor una cesta de mimbre. Así, las esporas de las setas se irán esparciendo por el camino y se repoblará el terreno.

No cojas setas muy pequeñas, ya que apenas tienen sabor y además en un par de días tendrán una talla más interesante. Tampoco rompas, arranques o pises aquellas que no pienses recoger. Aunque sean tóxicas o de escaso valor gastronómico, forman parte de la naturaleza y su encanto.
La forma adecuada de recoger una seta es cortando con un cuchillo afilado el pie, dejando la parte inferior en la tierra. Así volverán a salir más setas. No la arranques nunca ni revuelvas con el cuchillo entre las hojas causando daños.

Normas de protección del entorno

Con el fin de proteger el bosque, sea que tengas permiso para caminar por el Poblet o estés en otra zona no restringida, hay una serie de pautas de obligado cumplimiento. Todas ellas de sentido común, pero que conviene recordar siempre.

Por ejemplo, siempre que sea posible abstente de fumar mientras estás recogiendo setas. En caso de que no puedas evitarlo, ten mucho cuidado tanto con la ceniza como con las colillas. Nunca las tires al suelo, ni siquiera apagadas. Guárdalas en una bolsa y tíralas después en una papelera. Evitarás que se forme un incendio y ensuciar el entorno.

Tampoco enciendas fuego, salvo que haya una zona habilitada para ello y no exista ninguna prohibición debido a que el suelo está muy seco. Los incendios forestales arruinan la naturaleza y ponen en peligro tanto a especies de animales como a los seres humanos que hay en la zona.
Nunca tires basura en el bosque. Si llevas algún tentempié para el camino o una bebida en botellas de usar y tirar, recógelo todo y llévatelo.

Has un buen uso de los recursos que ofrece el bosque. Si te gusta recoger setas, perfecto, pero no lo hagas simplemente como afición o cojas más de las que puedas comer. Siempre podrás volver a por más otro día, y no eres el único buscador que hay por la zona. Recuérdalo.
El otoño es una oportunidad de disfrutar de la naturaleza y los frutos de temporada que ofrece el bosque, como las setas. Siempre con responsabilidad y cuidando el medio ambiente.