El pueblo de Vallfogona del Riucorb tiene una altitud de 573 m. y 130 habitantes, situado junto al cauce del río Corb.

Tiene un núcleo antiguo de ambiente medieval, con infinidad de lugares evocadores, especialmente la Plaza Mayor; la toponimia del lugar conserva nombres históricos como el del Portalet, de Oriente, del Pou o de La Font, o calles dedicadas a sus personajes singulares, como el rector Francesc Vicent Garcia, Mn. Ramon Corbella, el P. Guim o el pintor Pinet.

La repoblación cristiana es anterior a 1038, realizada bajo el empuje de los Queralt y Cervello. Hasta bien avanzado el siglo XII el valle de Vallfogona se llamaba Vallis Alfedi o Vall d’Alfeu, que también aparece escrito como Alfez o Alfoz, que correspondería al antropónimo Alfeu.

Los templarios en 1193 tenían instalada una preceptoria que evolucionó hasta convertirse en encomienda. Dependían de ella Albió, la torre y la cuadra de Carbonell. A partir de la disolución de la orden en el año 1312, la encomienda pasó a los hospitaleros. En 1416 los hospitaleros hicieron restaurar el castillo, que continuó como cabeza de encomienda hasta el año 1811, conocida como encomienda de Vallfogona de Comalats.

Los comendadores tenían dominio y jurisdicción total – por adquisición al rei Pedro III el 1312 – y por eso ejercían el derecho a horcas.

El pueblo era cerrado y fortificado con murallas y torres – alguna, como la Torre del Planell, se conservó hasta el siglo XVIII, en que fue demolida, se regía por un consejo que regulaba la vida social y los bienes comunales.

Consta la existencia de un hospital, que hasta el siglo XIX, asistía a peregrinos y enfermos. Dentro del término se encuentran restos de la antigua capilla de San Pere dels Bigats, fechada en el siglo XIII, y el pueblo iba en procesión hasta el primero de Mayo.

PERSONAJES ILUSTRES

Francesc Garcia y Torres Uno de los personajes importantes de la población es Francesc Garcia y Torres (Tortosa 1582 – Vallfogona 1623), conocido como el rector de Vallfogona. Había estudiado en Lérida y Vic, y el 1607, dos años después de ser ordenado, ganó por concurso la parroquia de Vallfogona. Hombre inteligente y picaresco, partidario de los nyerros y amigo de Rocaguinarda, es autor de una amplia obra poética conservada sólo en parte, de comedias, etc. Fue secretario del obispo de Gerona y se relacionó con poetas de la época, como Lope de Vega. Desde 1951 tiene monumento en la villa, y las baldosas que anuncian la toponimia urbana llevan frases conmemorativas suyas.

Mn. Ramón Corbella y Lloret También cabe nombrar entre los hombres famosos de Vallfogona, Mn. Ramón Corbella y Lloret (Vallfogona 1850 – Vic 1924), eclesiástico y militar. Fue secretario de los obispos José Morgades y José Torres y Bages. Durante la Tercera Guerra Carlina obtuvo el grado de comandante. Fue ascendido a canónigo de Vic el año 1901 y desplegó una notable actividad literaria, así como diversos estudios de carácter histórico. También dispone de un monolito erigido en recuerdo de su obra.

MONUMENTOS

La iglesia parroquial de Santa María, con culto a San Lorenzo. Tiene una portalada románica, pero en su mayor parte tiene elementos góticos y de épocas posteriores que señalan las sucesivas reparaciones. El escultor Jordi de Déu esculpió un retablo de piedra para la capilla de la Concepción, con escenas Marianas, del cual sólo se ha encontrado una parte. También cabe nombrar la capilla de Santa Bárbara, inaugurada en 1617, hecha por el maestro de casas de Cervera Miquel Rabiol, por encargo del rector García.
En un rincón de la plaza de la Iglesia pueden contemplarse aún hoy, restos de paredes medievales que conformaron el edificio del Castillo de los templarios – más tarde de hospitaleros. El edificio recuerda los orígenes de Vallfogona, repoblado antes del 1038, consecuencia de la repoblación zonal que hicieron los Queralt y los Cervelló.

Castell de Vallfogona. En aquellos primeros tiempos bajo el dominio de los Queralt y después de los Cervelló se repoblaría el lugar. El 1190 un descendiente de los Queralt-Timor, Gombau d’Oluja donó el castillo a la Ordre del Temple. Los Templarios a principios del año 1200 instalan la comanda de Vallfogona. Tras la disolución de los templarios en 1312 pasa a poder de los Hospitalarios los cuales el 1416 lo hacen restaurar. Ruinas en la actualidad.

Balneario de Vallfogona de Riucorb Fundado el año 1901 por Miguel Piera Martí, después de que en el año 1850 el médico Lorenzo Sicart realizó un estudio acerca de los beneficios de sus aguas. La construcción del establecimiento se realizó según el proyecto de Francisco Vallés Ricoma. Se encuentra en un bonito paraje junto al Río Corb. Este balneario se ha sabido conservar en muy buen estado desde principios del siglo pasado, en su parte frontal se mantiene el magnifico edificio principal de 1901 en forma de H, pero si accedemos a su parte trasera encontramos unas nuevas y modernas instalaciones que han aumentado la capacidad de sus servicios. El balneario se sitúa a 1,7 km al Este del casco urbano. Accediéndose desde la carretera T-224, que une las poblaciones de Vallfogona de Riucord y Llorac.Cabe destacar que aunque el actual establecimiento data de principios de siglo pasado sus aguas ya eran conocidas por los romanos. Dispone de dos manantiales: La Font Grant (o Pudenta) y La Font Petita (o Salat).

BIBLIOGRAFÍA
  • Piera, I. ; Ustrell, Josep Dt..: Vallfogona de Riucorb. Setanta anys de balneari. Les aigües medicinals. Fundació Roger de Belfort. Santes Creus, 1984.
  • Gran geografia Comarcal, v.9, pg. 88-91
  • Sans i Travé, J.M.:”L’encomana del temple de Vallfogona de Riucorb. Primera part: la creació i formació del patrimoni (s. XII – XIII)”, QHT, 1980, p 7-54
  • Corbella, D. (1999): Vallfogona, aigua i poesia a la Valle del Corb. Barcelona: Claret Ed.
  • Corbella, D. (2003): Vallfogona de Riucorb, imatge i memòria. St. Vicenç de Castellet: Farell Ed.